¿ PARA QUE EVALUAR ?


Este es un informativo para  empresarios e inversionistas antes de la compra o modificación de una empresa como también de la construcción de un proyecto.

Antes de invertir en una empresa necesitamos evaluar.  O sea, determinar su valor justo para no pagar un valor por arriba de lo que ella realmente vale.

La forma mas coherente de evaluar es calcular la rentabilidad, que llamaremos de Retorno.  El Retorno es el porcentaje entre lo ganado (o perdido) y la inversión en la unidad de tiempo.  Por ejemplo, se la Caja de Ahorros paga 8% por año, tendremos una ganancia de $8 por cada $100 invertidos.  Se el promedio histórico de un fondo está en 14% por año, sabremos que estaremos recibiendo unos $14 por cada $100 invertidos a largo plazo.

En el mundo de las empresas existen solamente dos posibilidades fundamentales de invertir.  Podemos evaluar una empresa, o podemos evaluar un proyecto (empresa que todavía no existe).

Todas las otras posibilidades referentes a empresas, como modificar una fábrica existente, fusiones e adquisiciones, entradas a nuevos proyectos, la justificación de un préstamo, el desarrollo y lanzamiento de nuevos productos, entradas a nuevos mercados, la adquisición de nuevas tecnologías, cambios en la estructura de capital, tercerización, contratación de personal especializado, reingeniería, desempeño de ejecutivos, desempeño de áreas de la empresa, la sustitución y adquisición de nuevos equipos, y hasta el valor de una marca entre otras, continúan siendo combinaciones de los dos únicos casos fundamentales.  Matemáticamente es posible demostrar que no puede ser encontrada una tercera forma fundamental.

Conocido el Retorno de una inversión podemos de inmediato conocer su Valor y vice-versa.  O sea, si una inversión genera un promedio de ganancia anual de $40 y pagamos por ella $100, nuestro Retorno sería de 40% (40/100).  Si fuese comprado por $50, nuestra rentabilidad subiría para 80% (40/50).  Si quisiéramos que el Retorno sea de 20% pagaríamos entonces $200 (40/200).  Vemos que para cada valor pagado genera un retorno diferente.  También para cada retorno exigido es generado un valor o precio.

Con lo anterior, se conocemos el Retorno Justo, podemos calcular el Precio Justo ou Intrínseco y vive-versa.

Nuestro objetivo cuando evaluamos un Proyecto es calcular el Retorno y verificar si es atractivo.

Nuestro objetivo cuando evaluamos una Empresa es calcular el Precio Intrínseco y saber su valor justo.

Nuestro objetivo cuando evaluamos una Modificación es calcular el Precio Intrínseco antes y después de la modificación, y verificar si la misma agregó o no valor al negocio.  Ejemplifiquemos.

PROYECTO: Tenemos un proyecto de construir una fábrica de helados.  Ese proyecto tiene riesgo.  La rentabilidad justa (mínima) que acepta un inversionista por el riesgo de entrar en el negocio de helados es 16%.  El Retorno de ese proyecto de fábrica resultó en 26% al año.  La Caja de Ahorros rinde 8% y no tiene riesgo.  La decisión es si montamos la fábrica o invertir nuestro dinero en la Caja o en algo mejor. Conociendo el negocio de los helados, mejor todavía, pues existirá menos riesgo, menos peligro.

EMPRESA: Nuestro Director Financiero o Contador nos avisa que la fábrica de llantas que queremos comprar tiene un lucro anual en dividendos de $8 millones.  El dueño de ella pide $40 millones.  Si la rentabilidad justa es 25%, el precio a ofrecer sería $32 millones (8/32).  Si pagásemos lo que el vendedor quiere, tendríamos un retorno de 20% (8/40). Pueda ser que 20% de rentabilidad sea suficiente para nuestros intereses a pesar de que la rentabilidad justa sea 25%.

MODIFICACIÓN DE EMPRESA: Es el caso anterior aplicado dos veces.  La única diferencia es que se necesita calcular el valor de la empresa antes de la modificación, sumar la nueva inversión, compararlo con el valor después de la modificación, y ver si aumentó.  Por ejemplo, una empresa de fabricar ropa vale $6 millones con 100% de productividad y el mercado en ebullición.  Al ser inserida una nova tecnología en el corte y en la costura, con una inversión de $1 millón, su venta aumenta, reduce los costos, etc., generando así una mayor rentabilidad.  Al volver a calcular el valor de la fábrica descubrimos que sube para $10 millones, descontando $1 millón por la inversión tecnológica, daría un aumento de 3 millones [9 menos 6].  De esa manera queda claro que la modificación de la fábrica es una buena escogencia porque acabamos de crear o aumentar su valor antiguo.

Ahora que tenemos una idea de lo que es una valuación en general, viene la pregunta del artículo.   ¿Para que sirve evaluar?

Presentamos una lista inicial, que podría ser enorme, referente a la utilidad de las evaluaciones en su aplicabilidad al mundo empresarial.  Podremos aumentar el número, se usted amable lector, nos quiera enviar algunas a mas:

  1. De forma justa comprar una empresa que nos interese o vender la nuestra por recibir una oferta hostil.
  2. Querer construir una fábrica confirmando su viabilidad económica.
  3. Confirmar la viabilidad económica de nuestras decisiones cuando queremos modificar una empresa como en los casos de fusiones, adquisiciones, entradas a nuevos proyectos, lanzamientos de nuevos productos, entradas a nuevos mercados, adquisición de nuevas tecnologías, cambios en la estructura del capital, justificación de préstamos, tercerizaciones, ampliación de fábricas, desempeño de ejecutivos, reingeniería, desempeño de áreas de la empresa, y cabio y adquisición de nuevos equipos entre otros.
  4. Saber el valor de una Marca.
  5. Entrada de un novo socio por motivos estratégicos o por necesidad de Capital de Trabajo.
  6. Salida de un socio por intereses personales.
  7. Reducir los riesgos de crisis mundial o regional. Al evaluar correctamente, los precios no estarían inflados.
  8. Proteger a los inversionistas.  Las inversiones serían comprados por el valor justo.
  9. Reducir la especulación.  Saber el valor justo evita altas volatilidades.
  10. Ayudar a las empresas Analistas de Riesgo como la Moody´s, la Standard&Poor´s, en catalogar mejor y mas rápido los riesgos, reduciendo también su enorme carga de trabajo.
  11. Ayudar a las agencias de los governos como el SEC, la CVM en vigilar y policiar el mercado accionario.
  12. Es un pilar para la Governanza Corporativa en las transparencias de las empresas de capital abierto.
  13. ....y la lista continúa....

____________________________________________________________________________________________________________________ 

Isaac Hayon Sasson es Ingeniero Mecánico, Executive MBA, especializado en Finanzas Corporativas, y consultor en las áreas de evaluación de empresas, proyectos de ingeniería, construcción de fábricas y recuperación de empresas.

E-mail :  isaach@sti.com.br       Portal :  www.valordeempresa.com


"Saber el valor de una empresa con aceptable precisión, permite una inteligente y exitosa culminación de objetivos"