VALOR DE MERCADO   VS   VALOR INTRÍNSECO

El problema mas importante referente a nuestra sobrevivencia material es darle el precio correcto a las cosas.  Es lo mas importante porque se usted utiliza un valor incorrecto, usted estará generando una injusticia a su alrededor que podría prejudicarlo a largo plazo.

En lo que normalmente las personas creen es que el valor de las cosas es determinado por lo que el mercado informa. Esto en principio es correcto cuando se está en un ambiente de muchíssimos compradores (consumidores) y muchísimos vendedores (productores) y toda nueva información es absorvida por igual para todos.  La tendencia es encontrar un precio comúm en que compradores y vendedores estén satisfechos.  A eso lo llamamos de Precio de Mercado.

Una distorción comienza a formarse si la cosa a ser vendida tiene pocos compradores o en el peor de los casos un solo comprador.  Cada comprador ofrecerá un precio en función de sus necesidades y conveniencias, originandose una variedad de precios.  Para solucionar ese problema es solo vender por la mejor oferta, ¡una subasta!   ¿Pero, será posible que exista un precio que dependa solamente del potencial del bien que está siendo vendido y no de los compradores?   ¡Claro que debe existir!  Y ese valor puede ser llamado de Precio Intrínseco.  Se está de acuerdo, muy bien.  Mas si usted no está de acuerdo es solo dar un ejemplo que demuestre lo contrario.  Nosotros vamos a demostrar la existencia de ese Precio Intrínseco.

Iniciemos la historia diciendo que para sobreviver usted necesita comer.  Eso lo obliga a comprar comida.  Al comprar comida usted la cambia por un valor en dinero.  ¿En cuanta cantidad?  Normalmente en base a un precio justo de cambio.

Ahora para comprar esa comida usted necesita conseguir dinero, o sea, producir riqueza.

De las riquezas fundamentales que el hombre tiene, CONOCIMIENTO, TRABAJO y TIERRA, se genera otra, el CAPITAL, que combinadas originan 16 grupos para produzir riqueza y 11 tipos de actividades bien definidas.  Esos tipos de actividades responden por 10 formas de generar ganancias.  O sea, de producir dinero, riqueza.  No explicaremos esos 16 grupos en este momento, por ser un tema a ser tratado con mas detalle y en otra ocasión.

De un de esos 11 tipos de actividades está el sueldo.  Definir un sueldo dependerá de su destreza en hacer ese oficio.  Si hubieran muchos haciendo ese trabajo probablemente su salario no será alto.  Si fuesen pocos los que hacen una determinada especialidad, será normal que su sueldo sea alto.  Se usted es Pelé o Lance Armstrong, en el fútbol o ciclismo de ruta, será remunerado con un salário alto.  Si usted es una persona normal, probablemente su salário será suficiente para atender sus necesidades y las de su familia.  Definir esos sueldos es definir un precio para cada uno de ellos.

Otro tipo de atividad que produce riqueza son los aquileres.  Definir el valor del alquiler de un determinado inmueble es definir un precio.

Si continuamos así llegaremos siempre a confirmar que para conseguir algo material necesitamos pagar un valor por el.
Es el precio.

En el mundo material todas las cosas tienen un precio.  El mundo sería ideal si todas las cosas tuviesen su precio justo. Pero la realidad es que los precios en la mayoría de las veces están distorcidos porque no existe un padrón o una entidad de regulación implacable.

La única herramienta mágica conocida, correcta también, es la que tiene base en la oferta y en la demanda que comentamos al comienzo.  El precio de un producto se equilibra en un punto en que los productores y los consumidores están dispuestos a aceptar.  Aquí estamos hablando de un producto que se produce en grandes cantidades, tiene varios productores, y un enorme número de consumidores.  Es justo y es la regla natural del juego.

Pero, ¿que sucede cuando el producto es único y tiene pocos compradores como es el caso de una empresa a ser vendida?

La respuesta muchas veces es el Precio de Mercado.  O sea, en cuanto un comprador estaría dispuesto a pagar y en cuanto un vendedor estaría dispuesto a aceptar.  Ese sería el precio.  En verdad quien manda es el Precio de Mercado. Fue así, es así y será siempre así.  Pero, ¿a usted le parece que ese precio sería justo?

Antes de responder a esa pregunta, vamos a reforzar e iluminar un poco mas sus conocimientos sobre este asunto.

Suponga que usted es un carpintero y vive de construir sillas.  Usted construye una silla por mes, gastando $8.  Para sustentar de forma normal su familia usted necesita de $2, por tanto usted pretende y vende su silla por $10. Se analizamos todos los carpinteros de la región, el promedio provablemente estará cerca de ese precio de R$10.

Si álguien cree que será difícil conseguir comprar una silla en los próximos meses, probabelmente estará dispuesto a pagar un valor mayor que los $10, digamos que $20.  De la misma forma se alguien cree que van a sobrar sillas en los próximos meses, probabelmente ofrecerá un valor menor que los $10, suponga que $7.

Los valores 7 y 20 son los precios de mercado de las sillas en esos momentos y dependerán de las necesidades de los compradores y vendedores.  Ese precio es justo para ellos, pero el valor 10 de esa silla construída por usted es el precio justo para usted, originado por la necesidad suya y de su familia sobrevivir.  Ese valor es generado por si mismo.  No por personas extrañas a las informaciones internas para la producción de la silla.  Ese valor es el Precio Intrínseco, y tendría sentido considerarlo como un precio verdadero.

Pero recuerde ahora que tenemos una empresa para ser evaluada.  Contamos con todas las informaciones de ventas, costos, gastos, inversiones, financiamientos, una lista de premisas fundamentales sobre la empresa y su mercado de acción, y que con toda esa información tenemos felizmente la tecnología para calcular su valor justo, o sea, su Precio Intrínseco, llamado en Finanzas Corporativas como Precio Justo Esperado.  Suponga que alcanzamos el resultado de $10 milhões (MM).

Si alguien ofrece entre $7 e $20 MM, y ella es negociada por un valor dentro de ese rango, ese valor será el Precio de Mercado.  Pero nosotros sabremos que su Precio Intrínseco es $10 MM.

Ahora si, volvamos a nuestra pregunta sobre si es justo utilizar el Precio de Mercado para definir el valor de una empresa, o si sería mejor calcular su Precio Intrínseco.

La respuesta se la dejamos a usted.........

 

____________________________________________________________________________________________________________________ 

Isaac Hayon Sasson es Ingeniero Mecánico, Executive MBA, especializado en Finanzas Corporativas, y consultor en las áreas de evaluación de empresas, proyectos de ingenieria, construcción de fábricas y recuperación de empresas.

E-mail :  isaach@sti.com.br   Portal :  www.valordeempresa.com

 

"Antiguamente evaluar empresas era un arte. Hoy en día es una ciencia bien definida"